martes, 2 de agosto de 2011

Mensaje en botella II.

Nada más elocuente que el silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada